¿Cuáles son las necesidades actuales del movimiento estudiantil? – AUMH

Ahora que comienza un nuevo curso, sin la presión de los últimos exámenes, es deber de todos y todas las estudiantes reflexionar y debatir sobre cuál es la situación del movimiento estudiantil, si las estructuras de las que disponemos dan respuesta a las necesidades de las y los jóvenes, es decir, si las estructuras en las que estamos trabajando disponen de lo necesario para dar una respuesta contundente a un Estado que pone la educación al servicio de los grandes empresarios y reprime a aquellos y aquellas que luchan. Desde la Asociación Universitaria Miguel Hernández, de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, nos proponemos hacer un análisis de la situación actual del movimiento estudiantil que sirva a los y las estudiantes para resolver esta cuestión.

Este curso ha estado marcado por la expulsión de miles de jóvenes estudiantes de la educación universitaria, consecuencia directa de la subida de tasas, y por una durísima represión con cientos de jóvenes detenidos y numerosos heridos, algunos de ellos graves, como nuestro compañero Iñaqui, que perdió la visión de un ojo por el impacto de una pelota de goma el 22M. El pan nuestro de cada día ha sido la presencia policial en las universidades en cada jornada de lucha.

Ante todo esto, ¿cuáles son las estructuras de las que disponemos para organizarnos?

El movimiento estudiantil se basa, principalmente, en el asamblearismo, cuyo máximo exponente es TomaLaFacultad. Esta coordinadora de asambleas ha sido el engranaje principal del movimiento estudiantil universitario de la Comunidad de Madrid, pero presenta ciertos déficits políticos y organizativos. La organización exclusivamente en asambleas no es capaz de estructurar una ofensiva de los estudiantes contra el sistema que les condena a la exclusión y a la formación como mano de obra barata, los parámetros de organización asamblearios han estado históricamente vinculados a etapas de ascenso y gran movilización de estudiantes y trabajadores. Al convertir dichas asambleas en estructuras estables, con regularidad de reunión casi semanal, comienzan a funcionar como asociaciones, pero sin ningun tipo de iniciativa que siga una estrategia concreta.

Esto no quiere decir que la AUMH rechace el modelo asambleario, si no que considera precisamente que su validez consiste en su propia utilidad como herramienta, como organismo amplio del conjunto de los estudiantes para momentos puntuales de la lucha o como ente intermedio en el proceso de militancia politica a nivel estudiantil entre los estudiantes totalmente despolitizados y los estudiantes con una línea política fijada y un novel de compromiso mayor, siendo las asociaciones las estructuras políticas encargadas de la lucha diaria, constante. Precisamente esta distinción es la que permite ampliar el ratio de influencia y de organización estudiantil: organizados aquellos que están y pueden estar comprometidos con una lucha diaria y que poseen un mayor conocimiento político de la situación, en las asociaciones, y teniendo todos, tanto aquellos que no pueden o no quieren comprometerse de forma tan “disciplinada” como aquellos que forman parte de las asociaciones, su propia estructura en la base, amplia y democrática, la asamblea. Asegurando así el verdadero ejercicio de la democracia estudiantil desde la base y la acción política continuada.

Vinculado con ello está lo que señalábamos al principio, y es que al no contar con un esqueleto organizativo adecuado a su nivel de lucha o a su entusiasmo de lucha, el movimiento estudiantil se limita a ir a la cola de las convocatorias de estructuras como el SE, en movimientos puramente defensistas.

Hay que añadir que la propia horizontalidad extrema mediante la cual se organizan estas asambleas, hace a estas estructuras caer en el “movilismo”, en hacer muchas acciones por el hecho de moverse, por hacerlas, pero sin que supongan un avance para el movimiento estudiantil. Además, la carencia orgánica del asamblearismo, sin objetivos claros y sin un reparto claro de las tareas, provoca que la actividad que las asambleas realizan salga por voluntarismo. Esto hace que la mayoría de las personas que se acercan a estas estructuras acaben abandonándolas al ver que no dan respuestas reales a las necesidades de los y las jóvenes estudiantes, que acaban “quemados” de tanto trabajar sin que ese trabajo de frutos. Para que esto no ocurra es hora de poner el movimiento estudiantil a andar sobre los pies y no sobre la cabeza, dotar de organización y flexibilidad a las asambleas a la par que de constancia y audacia política a las asociaciones.

Además, TomaLaFacultad tampoco consigue realizar su función de coordinación, ya que las asambleas trabajan de manera absolutamente autónoma, sin conseguir cierta unidad de acción ni siquiera para convocar huelgas. Al final, las asambleas van a la zaga de sindicatos y plataformas oportunistas, como el ya mencionado Sindicato de Estudiantes (SE) y Estudiantes en Movimiento (EeM) a nivel estatal, o el Colectivo de Estudiantes de Madrid (CEM) a nivel de la Comunidad de Madrid. Estas organizaciones, que se encuentran totalmente apartadas del movimiento estudiantil, actúan siempre al margen de los y las estudiantes, convocando huelgas de manera burocrática desde las cúpulas sin contar con los estudiantes y con las organizaciones de base, y que solo representan los intereses de determinadas fuerzas políticas, como pudimos comprobar con la fracasada convocatoria de huelga del pasado 8 de mayo con la que estas organizaciones pretendían hacer campaña electoral para las elecciones europeas. Así, las y los estudiantes quedamos vendidos ante las convocatorias que estos colectivos impulsan.

Ante esta dramática situación de desarticulación del movimiento estudiantil, ¿qué debemos hacer nosotros y nosotras? ¿Cuáles son las necesidades actuales del movimiento estudiantil?

La realidad con la que nos encontramos es con que la educación está absolutamente al servicio de los grandes empresarios. Aumentos de tasas, privatizaciones de servicios de universidades o incluso privatizaciones de la totalidad de los centros de estudios, prácticas gratuitas, son las herramientas que utilizan los monopolios y su Estado para tratar de mantener la tasa de ganancia. En una sociedad como la que vivimos, una sociedad capitalista, en la que absolutamente todo está mercantilizado y satisface los intereses de los grandes empresarios, los y las estudiantes sabemos que solo cambiando este sistema, solo destruyendo este sistema y creando uno nuevo en el que absolutamente todo satisfaga los intereses de la clase trabajadora y el pueblo, entonces podremos construir una educación verdaderamente pública, gratuita, de calidad y al servicio de la clase trabajadora y el pueblo.

Es en este sentido en el que los y las estudiantes debemos orientar nuestro proyecto de organización estudiantil. Si los monopolios españoles atacan a la educación pública y a la clase obrera en un marco estatal, lo que necesitamos es un sindicato estudiantil estatal de clase, en el que sean las bases las que tengan el poder decisorio y no las cúpulas, en el que el proyecto político sea única y exclusivamente en favor de los intereses de la clase trabajadora y el pueblo y no en favor de una u otra fuerza política que solo pretender gestionar el capitalismo. En resumen, crear nuestra propia estructura que sirva a nuestros intereses como jóvenes de extracción obrera y popular que somos, y que vaya de la mano del movimiento obrero.

Por eso, es necesario trabajar en una coordinación real de asociaciones, desde la base, desde el debate político, para dar por fin respuesta a las necesidades de los y las jóvenes, y entablar la unidad de acción necesaria para conformar esta estructura. Sólo unidos y unidas, concienciados/as de cuáles son nuestros intereses, podremos vencer.

¡POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD Y AL SERVICIO DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO!

AUMH
Asociación Universitaria Miguel Hernández – URJC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s